El papel de los abogados en la sociedad actual

Redactor: Israel Guerra

Nadie duda del papel esencial que ejercen los abogados en relación al Estado de Derecho, pues son los profesionales que asesoran en esta materia a la ciudadanía, favorecen la resolución extrajudicial de los conflictos y, cuando es necesario, defienden los derechos e intereses de sus clientes en los tribunales. No obstante, la visión que se tiene de ellos en la sociedad actual, afortunadamente, ha cambiado mucho en los últimos años, así como las características que debe tener un buen bufete

Tradicionalmente, recurrir a un abogado se concebía como un servicio muy caro e inaccesible, por lo que las personas tomaban la mayoría de decisiones sin consultarle y recibir su asesoramiento experto y profesional. Por este motivo, se producían muchos malentendidos que acababan en conflictos y pleitos, largos y costosos.

¿Cómo es la situación actual de los abogados?

Hoy en día, en cambio, cada día se recurre más al asesoramiento preventivo. Esto supone que los ciudadanos solicitan los servicios de estos especialistas antes de que los problemas ocurran o vayan a mayores. Con este paso, la persona se puede asesorar adecuadamente antes de tomar unas decisiones que puedan acarrearles problemas, empeorando cualquier situación conflictiva. Para tener esta posibilidad, se necesita contar con Abogados económicos en Madrid que sean completamente accesibles. Afortunadamente, contar con un abogado a precio económico en la capital ya es posible.

En este sentido, cabe resaltar que el abogado ha dejado de estar mal visto, al igual que ha ocurrido con los psicólogos, y la accesibilidad a los abogados a bajo coste permite reducir los pleitos y controversias.

Qué debe ofrecer un bufete de abogados

Los abogados juegan un papel esencial en la sociedad, pero como en todos los gremios, los hay que destacan por su grado de profesionalidad. Los valores imprescindibles con los que debe de contar un abogado para ganarse la confianza de sus clientes son los que se van a enumerar a continuación.

Experiencia

En primer lugar, se debe prestar atención a la experiencia, pues solo un abogado experimentado puede asesorar en cada caso que le plantee su cliente para cuidar al máximo de sus intereses.

Especialización

El mundo de la abogacía es muy amplio y hay gran cantidad de divisiones en la práctica del derecho. Un buen bufete de abogados es aquel que está especializado y se dedica en exclusiva a un tipo de derecho, o bien aquel que cuenta con varios abogados especializados en cada uno de los tipos (civil, mercantil, penal…).

Buena formación

Directamente relacionado con el punto anterior, un buen abogado no solo debe contar con una buena formación, haber superado con éxito sus estudios de abogacía, sino que debe, además, conocer muy bien todo lo que acontece dentro de este mundo y mantenerse actualizado. Es muy recomendable, por tanto, que una vez haya terminados los estudios, continue formándose para conseguir ser los mejores y especializarse en un área.

Profesionalidad

Sin lugar a dudas, un buen bufete de abogados es el que cuenta con los mejores profesionales. Deben ser íntegros, estar comprometidos con su trabajo, tener un absoluto respeto por la justicia y por todos los afectados dentro de un proceso judicial.

Cercanía

La cercanía con los clientes, hacer que estos se sientan cómodos en su presencia, es una de las características más importantes que tiene que tener un abogado. Es importante que tenga empatía, que sepa escuchar las necesidades de cada persona y, de este modo, ser capaz de ofrecer la mejor solución para cada caso particular. De esta forma, el experto entenderá perfectamente los problemas y le ofrecerá el mejor asesoramiento jurídico posible.

Presencia digital de calidad

Las leyes cambian, así como los procesos judiciales y el mundo de los negocios y empresas. Un bufete de abogados para mantenerse actualizado debe contar con una página web y sistemas y aplicaciones para poder realizar gestiones con sus clientes online, con toda comodidad y sin desplazamientos. Contar con estas herramientas es señal de que el bufete está comprometido en ofrecerle a sus clientes la mejor atención gracias a los avances tecnológicos.

Compromiso por ganar sus casos

La motivación de un abogado por ganar sus casos es la mejor garantía para el cliente. Cierto grado de ambición, en este sentido, es una virtud que hace que los expertos se mantengan activos y dinámicos. Este compromiso hace que el letrado agote todos los recursos que ofrece la ley para ganar un caso.

El cliente no siempre lleva la razón

Los abogados deben asesorar a sus clientes atendiendo a las leyes del derecho, por lo que es muy importante que no le den la razón cuando están equivocados o cegados por motivos emocionales o personales. No obstante, hay abogados no demasiado honestos que le dicen que sí a todo, cuando en ocasiones no se puede conseguir un resultado judicial por un impedimento legal. El único objetivo es alargar los casos y aumentar sus honorarios.

Un bufete de abogados que se precie, en cambio, no siempre le da la razón al cliente, sino que le aconseja la mejor alternativa para solucionar su conflicto.