Consejos para decorar tu casa con muebles de segunda mano

Si estás pensando comprar muebles de segunda mano para amueblar tu casa, lo cierto es que se trata de una buenísima idea. Puedes adquirir piezas muy especiales, con una calidad estupenda y a un precio más que interesante.

Por ello, a continuación vamos a explicarte todo lo que tener en cuenta si vas a comprar muebles de segunda mano. Toma nota para hacer una buena adquisición.

Ventajas de un mueble de segunda mano

Si tantas personas deciden comprar un mueble de segunda mano, en lugar de un mueble nuevo, es por las indiscutibles ventajas que conlleva esta opción:

Sus precios suelen ser más baratos

Aunque redecorar una casa suele ser motivo de ilusión, a menudo el presupuesto se convierte en el gran inconveniente. Pero por suerte, existen muebles de segunda mano que están en muy buen estado, y cuyos precios son muchos más económicos que los muebles nuevos, por lo que no merece la pena pagar lo que valen estos últimos.

Es una opción sostenible

Al comprar un mueble de segunda mano le estás dando una nueva vida a las materias primas que se utilizaron en su fabricación. Hoy en día es más necesario que nunca reducir el impacto que tienen nuestras acciones en el medio ambiente, y al adquirir un mueble usado estás contribuyendo a crear un mundo más ecológico.

DESCUBRE MÁS:  ¿Qué Hace Un Maestro Cerrajero?

Hay muebles de segunda mano de gran calidad

Que los muebles de segunda mano suelan ser más baratos que los muebles nuevos no quiere decir que no haya muebles usados de una extraordinaria calidad. De hecho, en ocasiones se encuentran piezas de una calidad que ya no es fácil encontrar en mobiliario de primera mano.

Puedes comprar un mueble vintage

Si tu apuesta es el vintage, no tienes que tener ninguna duda de que la mejor opción para ti es buscar un mueble de segunda mano. En las tiendas en las que venden estos muebles existen artículos que son auténticas reliquias.

Tienes la posibilidad de restaurarlo a tu gusto

Cuando compramos muebles nuevos, ni siquiera se nos pasa por la cabeza la posibilidad de cambiarlo de color, por ejemplo. Pero en el caso de los muebles de segunda mano puede ser muy buena idea restaurarlo a tu gusto, si esto se te da bien.

Es fácil encontrar un mueble único

Al comprar un mueble nuevo, normalmente lo que hacemos es comprar una unidad más entre otras muchas que se han fabricado. Pero al buscar muebles antiguos, es más fácil dar con un artículo que ya nadie tenga. Por lo menos, es casi seguro que puedes encontrar un mueble que nadie que tú conoces tiene en su casa. Y eso siempre es un valor añadido.

¿Dónde puedes encontrar muebles de segunda mano para tu casa?

Existen tiendas físicas y también tiendas online en las que puedes comprar muebles usados en un estado muy bueno. Un ejemplo de ello es Telovendo2, un comercio de muebles segunda mano que tiene un establecimiento abierto al público en Granada, pero que también vende sus artículos de forma online. En su catálogo puedes encontrar una interesante selección de muebles usados de todo tipo.

DESCUBRE MÁS:  ¿Qué Tipo De Trabajo Realiza El Cerrajero?

Puntos a tener en cuenta antes de comprar un mueble de segunda mano. ¿En qué cosas debemos fijarnos?

Finalmente, vamos a contarte cuáles son los aspectos que debes valorar antes de adquirir un mueble usado:

Estado del mueble

Aunque muchos muebles de segunda mano están en un excelente de conservación, no hay que olvidar que son artículos que ya tienen un uso. Por eso es importante comprobar que realmente se trata de un mueble que está en buenas condiciones para pagar el precio que vale.

Para ello hay que fijarse bien no solo en su exterior, sino en su interior. No obstante, si eres una persona muy manitas, quizás no te importe comprar un mueble con algunos desperfectos para repararlo y de paso, incluso darle un nuevo color.

Precio, ¿vale lo que cuesta?

Cuando compramos un mueble de primera mano, es muy fácil comprobar que el precio que tiene en una tienda es el de mercado aproximadamente. Pero cuando se trata de un mueble de segunda mano esto no es tan sencillo.

Así pues, no queda más remedio que hacer una valoración teniendo en cuenta el precio que pudo tener el artículo en su día, el estado en que se encuentra actualmente, la calidad de los materiales y todo aquello que se estime que puede aportar o restar valor al mueble.

Medidas de la pieza

Otro aspecto que hay que tener en consideración a la hora de comprar un mueble de segunda mano son sus medidas. Estamos ampliamente familiarizados con los tamaños de los muebles que se venden hoy en día, pero hay artículos antiguos que siendo del mismo tipo, pueden ser por ejemplo bastante más grandes.

DESCUBRE MÁS:  Cómo afrontar una reforma integral con éxito

También puede ocurrir que tengan elementos sobresalientes (como algún tipo de embellecedor) que influya en el espacio que ocupe en el lugar en el que se va a colocar. Por todo ello, hay que prestar mucha atención a las medidas.

Materiales de fabricación

Tal como ocurre con las medidas, también los materiales es un aspecto de los muebles que puede variar bastante en los casos de los muebles antiguos y nuevos. Podemos tender a pensar que en las tiendas de segunda mano vamos a encontrar un mueble realizado con un cierto tipo de materia prima, y encontrarnos una realidad distinta. Por lo cual, antes de comprar un mueble usado hay que comprobar bien de qué material está hecho.

Con toda esta información, puedes acertar de pleno comprando muebles de segunda mano para redecorar tu hogar, y darle un aspecto de lo más original.

Deja un comentario