3 razones por las que deberías sustituir tu caldera este invierno y pasarte a un sistema de calefacción más eficiente

Con el efecto que comenzamos a padecer de las constantes subidas de la luz y el gas debido a la actual crisis energética, la población necesita encontrar soluciones urgentes de calefacción más sostenibles y eficientes y que, además, no dispare la factura energética. El impacto económico de la crisis energética, uno de los problemas más acuciantes al que se enfrenta la sociedad actual no debe estar reñido con una reducción en el gasto energético, siendo una de las pruebas más tangibles de que esto es posible, es haciendo uso de sistemas de calefacción más eficientes y sostenibles.

La sociedad actual vive inmersa en una crisis energética sin precedentes. El precio de la luz y el gas es abusivo y muchas familias ven incrementado el gasto en sus facturas de forma notable. Ahora, con la llegada del invierno y la bajada de las temperaturas, esta situación es aún peor pues temen encender los aparatos necesarios para mantener las casas a una temperatura confortable. En el caso de las calderas de gas, la cosa no mejora ni un ápice, pues el precio del gas está experimentando unas subidas sin comparación posible.

Por otro lado, los recursos medioambientales se someten a una gran presión. La quema de combustibles fósiles no deja de arrojar CO2 a la atmósfera y las energías limpias y sostenibles representan aún una minoría en cuanto al número de usuarios.

En este sentido, y afortunadamente, hay sistemas de calefacción más eficientes y sostenibles, que te ayudarán además a ahorrar en la factura energética. Se trata de la aerotermia y las bombas de calor.

DESCUBRE MÁS:  Cómo afrontar una mudanza con éxito: principales consejos

Qué es la aerotermia

Los sistemas de aerotermia permiten ahorrar hasta un 80% en la factura energética, ya que utilizan como energía el 80% del aire exterior y el 20% del suministro eléctrico. Por este motivo, tan solo se paga el 20% de lo que se consume.

Sus principales beneficios son su bajo consumo, que se trata de un sistema muy completo que ofrece calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria, todo en un solo sistema, y que no necesita instalación de gas o de otro combustible. Por este motivo, no requiere de la obligación de pasar inspecciones periódicas, ya que no existe proceso de combustión, eliminado el riesgo de incendio, explosión o intoxicación.

Cabe destacar que su instalación y mantenimiento son muy sencillos, pudiéndose adaptar a instalaciones existentes, por lo que se trata de un sistema en el que la ecología, la eficiencia y el ahorro energético van de la mano. Estas son algunas de las razones por las que su instalación se está imponiendo a nivel nacional y europeo.

Para comodidad de sus usuarios, sólo algunos sistemas de la más alta gama, permiten el control de las estancias de forma individualizada, manteniendo la temperatura más confortable para cada habitación. Gracias a su avanzada tecnología, se ejerce este control a distancia, desde un ordenador, tablet o smartphone conectado a Internet.

La aerotermia, es compatible con otros sistemas de energía (como por ejemplo, la aerotermia con placas solares) y también, es la solución ideal para sustituir calderas antiguas. Por eso, se presenta como una de las soluciones más valoradas por las personas hoy en día para reducir el consumo energético durante este invierno.

DESCUBRE MÁS:  ¿Qué Tipo De Trabajo Realiza El Cerrajero?

Por qué instalar un aire acondicionado con bomba de calor

Los actuales aparatos de calefacción y aire acondicionado para todo el año, en un solo sistema, permiten ahorrar hasta el 80% en el consumo energético. Sin lugar a dudas, es otra de las alternativas más eficientes en comparación con el resto de sistemas tradicionales.

La energía que utilizan es renovable, ya que no requiere de ningún tipo de combustible, reduciendo la huella de CO2. Además, mejora la calidad del aire interior de los hogares gracias a avanzados sistemas de filtrado de aire de alta eficacia.

Los equipos de la más alta gama vienen equipados con sistema WiFi a través del smartphone para un mejor control de temperatura, lo que conlleva un consumo más responsable y eficiente. Destaca su sencilla instalación, limpia y rápida, y su escaso mantenimiento. Por todos estos motivos, la instalación de una bomba de calor de alta gama (o incluso lo que coloquialmente se llama aire acondicionado caliente) es una buena opción para sustituir las viejas y obsoletas calderas de gas o fuel.

Finalmente, recordar que los tres motivos para hacer el cambio de la caldera a un sistema de calefacción más eficiente son el ahorro energético, la sostenibilidad y la eficiencia.

El ahorro energético es una necesidad para las familias y las empresas que no pueden afrontar los costes del fluido eléctrico siempre y constantemente ascendentes. La sostenibilidad y eficiencia son una responsabilidad nuestra para usar sistemas que perduren en el tiempo, y consuman la menor cantidad de recursos posibles. Los sistemas mencionados en este artículo, de aerotermia y aire acondicionado con bomba de calor cumplen con estas tres premisas.

DESCUBRE MÁS:  Consejos para decorar tu casa con muebles de segunda mano