¿Qué es y para qué sirve el sulfato de sodio?

El sulfato de sodio, se descubre a mediados del siglo XVIII en España y le fue dado el nombre de “sal milagrosa”. Se pudo conocer que era propicio para la cura de muchas enfermedades. Si lo observamos bien, tiene un aspecto incoloro, su sabor es amargo y un tanto salino. A nivel industrial es utilizado para la fabricación de los detergentes, papel, vidrios y textil. Aunque, mayormente, su utilidad se da para uso médico.

El sulfato de sodio en muy poco tóxico y su acción dañina es de carácter mecánico y no químico, ya que cuenta con una forma como la de la sal común. Se recomienda que su uso se dé únicamente bajo el cuidado de algún especialista en la materia que pueda determinar la cantidad que puede ser usada para evitar daños que puedan llegar a ser de carácter reversible o que pueda comprometer de una manera mucho más directa al organismo.

¿Qué cura el sulfato de sodio?

Mayormente se utiliza por los doctores como una laxante potente para limpiar las heces del colon, porque, aumente el volumen en la luz del intestino y estimula la expulsión del contenido intestinal, produce una diarrea rápida y acuosa, (abundante agua). Controla la intoxicación por plomo o algunas sales, lo podemos encontrar en algunos medicamentos comunes como por ejemplo, el Paracetamol (acetaminofén).

¿Qué contiene sulfato de sodio?

El sulfato de sodio posee una composición química que es bastante llamativa. Podemos hablar de que, químicamente, se representa como Na2SO4 o lo que es igual a su composición molecular. Posee en sí una masa molecular de 142,04 g. Tiene una de las densidades más alta, siendo esta 884ºC. Ahora bien, debemos decir que esta densidad cambia, una vez que es hidratada.

¿Cómo se produce el sulfato de sodio?

Existen muchas maneras en las que se conoce que el sulfato de sodio es producido, actualmente, podemos ver que se consigue en minas de gluberito. Por otra parte, también puede producirse mediante la explotación de lagos salados.

Vale destacar que existen casos en los que podemos ver que el sulfato de sodio se produce como parte de subproductos. Esto se da más que nada teniendo en cuenta que sale de procesos industriales que tienden a ser pesados porque se usa lo que se conoce como ácido sulfúrico.

¿Qué hace el sulfato de sodio en el cabello?

La utilización del sulfato de sodio en el cabello, así como puede ser buena, también puede ser contraproducente. Podemos apreciar que lo positivo viene dado del hecho de que ayuda en la eliminación de esa grasa molestosa que se puede acumular en nuestro cabello y que luego cuesta para salir.

Ahora bien, si hablamos de los efectos negativos del sulfato de sodio, podemos ver que se trata de la eliminación o destrucción de lípidos naturales, esto es algo que no debemos permitir, ya que debemos recordar que los lípidos nos ayudan a protegernos naturalmente ante tantos efectos negativos de productos químicos.